2018-10-09 | 12:20 Un tropezón fue caída
Joven embarazada cayó al tropezarse con una "bala" en plena Rocca
Intentaba cruzar a la altura de la calle Becerra, cuando no advirtió los nuevos “topes” que sobresalen de la vereda, y cayó al suelo. Fue asistida por varias personas que se encontraban en el lugar, y trasladada al Hospital por el SAME.
“No es la primera persona que se cae. Son bajos, y sobre todo la gente mayor no los ve” nos cuenta un vecino, al vernos llegar a la esquina de Rocca y Becerra, donde una joven futura mamá resultó herida al tropezar con una de las “balas” (como se las conoce popularmente) o topes que presenta la remodelada avenida céntrica.

Según relató la propia víctima, intentaba cruzar la flamante avenida mirando para ambos lados, pero olvidando que cerca de sus pies se encontraban las piezas de hierro. Entonces, y con el sol de frente que dificultaba aún más divisarlas, tropezó con una y cayó casi hasta el medio de la calle, sufriendo un fuerte golpe y varios raspones.

Por su estado, varios vecinos se acercaron a ayudarla, entre ellos, personal de vigilancia de un comercio de la esquina y agentes de tránsito que circulaban por el lugar. Preventivamente fue trasladada por el SAME al hospital para su evaluación.

Luego, en contacto con nuestro medio, Rocio (la protagonista del hecho) y su mamá dieron su parecer respecto al momento vivido en la tarde del Lunes, en la Av. Rocca: "El SAME no sabe cómo trasladar a una embarazada que se cayó, me tendrían que haber bajado la tabla rígida y ahí subirme a la camilla, hacerme todo eso del lado izquierdo (así me lo dijo mi obstetra cuando me vio) y no como lo hicieron, sin cinturón, cómo está en la imagen".

La futura mamá agregó que ya en el hospital "me hacen subir a la camilla para revisarme y solo oímos los latidos del bebé, ya que no había quién realice ecografías de urgencia. Si es protocolo que trasladen al hospital, mínimo para una embarazada que se cae de panza a las 35 semanas tendrían que haberlo llamado. De ahí nos fuimos a mi obstetra donde higienizaron los raspones (que no lo hicieron en el hospital) y explicó cómo debían haberme movilizado del piso a la camilla".

Luego de los estudios realizados, la joven deberá guardar 72 hs de reposo. "En el hospital solo me dijeron ´anda tranquila a casa´. Aclaro, el reposo antes de desvanecerme no me lo habían dado en todo el embarazo. Yo esto no quería hacerlo público, porque no me quedé conforme con la atención del SAME ni del hospital, pero sí me comunique con la página de la Municipalidad y del señor Intendente para dar a conocer lo sucedido de manera privada. Caer de panza con 35 semanas, creo que es una urgencia".

Por último agradeció "la atención de los comerciantes, personal de seguridad de Crédito Argentino, y algunos automovilistas que cortaron el tráfico hasta que llegó transito. Y hasta vos mismo (en referencia al periodista de CN que realizó la cobertura) que estabas de remera blanca, fue impecable".

Por fortuna, y luego del accidente sufrido en la via pública, Rocío (la futura mamá) se recupera favorablemente.

Campana Noticias.com es propiedad de Campana Noticias SRL
Registro de propiedad intelectual Nro. 906641