2017-10-21 | 20:00 Otra historia
Campanenses por el Mundo: Cristina Zaletta
Hoy te presentamos la historia de una vecina que vive en Canadá desde el 2006.  Se instaló junto a su marido Federico en la ciudad de Quebec, un lugar mágico lleno de castillos y fortalezas. 
Esta semana, “Campanensespor el Mundo” se instala en Quebec, Canadá, para contar la historia de una vecina de nuestra ciudad.

Es que hasta ahora compartimos treshistorias de hombres que se fueron solos de la ciudad sin otro “peso” que el de su mochila.

Hoy vamos a presentarles una historia totalmente distinta. Porque su protagonista, Cristina Zaletta, se fue de la ciudad junto a su esposo con destino y un proyecto de vida definido.

“Nací en los 70 y nunca pensé en dejar mi ciudad donde siempre fui feliz. Feliz de las escuelas en las que estudie, de mis amigos y de mi trabajo”, comenta al iniciar su relato.

Pero el amor –dicen- todo lo cambia. Y en la vida de esta campanense no fue la excepción. Una propuesta de trabajo desde Canadá para su esposo Federico –oriundo de La Plata- la llevó a pensar por primera vez no sólo en radicarse en otra ciudad sino también en otro país.

“Era el momento de probar vivir afuera”, afirma. Y así fue.

Mientras tanto la vida le tenía preparada otra grata sorpresa. Al avión con destino a Canadá no iban a subir dos sino tres pasajeros...

“Cuando tomamos la decisión nos enteramos que no nos íbamos a ir solos. Después de mucha búsqueda, finalmente estaba embarazada. Éramos tres los que subíamos a ese avión para empezar una nueva vida”, recuerda con emoción.

Y para allá partieron. Quebec los esperaba. Ubicada al este de Canadá, se instalaron en la capital de la provincia francesa denominadaVilla de Quebec con un poco más de 500 mil habitantes.

“La gente aquí nos recibió bien.Mi esposo se incorporó a su trabajo desde que llegamos y yo me dediqué a estudiar francés para poder comunicarme ya que tenía un embarazo y un parto por delante”, comenta.

Olivia llegó a este mundo en mayo del 2007. Y desde ese momento, Cristina se dedicó a su crianza y a “despuntar” su pasión por las artesanías. Su carrera profesional quedó en “stand by” debido a que su título universitario en Administración no era reconocido como válido en Canadá.

“Nos integramos muy bien a la nueva vida. Tenemos nuestra casa en un barrio donde no hay muchos inmigrantes pero tenemos buenos vecinos y amigos”, manifiesta.

Una vez al año Cristina regresa a nuestra ciudad para ver a su familia y amigos. El amor por sus raíces se lo transmite con fuerza a su hija, quien pese a no hablar mucho en español,“también tiene su grupo de amiguitas y piensa todo el año en ellas y cuándo las va a volver a ver”, dice.

Y agrega: “Aunque duele no poder estar en las fechas importantes estamos en comunicación constante con los seres queridos. Nos acostumbramos a hacer todo vía Skype. Las redes también ayudan mucho para estar presente en los cumpleaños, las alegrías, los logros y las tristezas”.

Pese a los años que lleva fuera de Campana, sus amigos siguen estando al “pie del cañón” ante una necesidad. “Amo a mis amigos. Siempre están ahí para ayudar cuando los necesito. Solo decir una palabra por el facebook y salen corriendo a hacer algo por mí o por mi mamá. Nunca voy a poder agradecerles tanto”, refiere con emoción.

Cristina describe a Quebec como una ciudad “fascinante”. Con una historia de más de 400 años, todo está en perfecto estado de conservación. Todo se cuida hasta el último detalle: los parques están llenos de cañones- vestigios de las batallas entre franceses e ingleses-, hay fortalezas y castillos.

“Aquí la imaginación vuela y cada estación tiene su encanto”, asegura.

El invierno es duro. Las temperaturas de 30 grados bajo cero congelan prácticamente la ciudad y todo se tiñe de blanco. En verano, en tanto, el paisaje cambia totalmente y todo se llena de verde y flores.

Entre el encanto y la fascinación por Quebec, no le pierde pisada a Campana y se mantiene informada de todo lo que sucede acá. Y tal como lo “canta” el jingle de nuestro portal “si pasa en la ciudad pasa en Campana Noticias”.

“Siempre leo Campana Noticias. Muchas veces me entero de lo que pasó antes que mi mamá y la llamo para contárselo”, resalta para orgullo nuestro. Y más inflados de vanidad nos ponemos cuando Cristina asegura que “la iniciativa de Campanenses por el Mundo me encantó”.

Esta “canadiense con corazón violeta”, como ella misma se define, se despide repitiendo una y otra vez: “Amo Campana”.

-------
Si tenés una historia propia que contar fuera del país, o conoces a algún familiar o amigo que la quiere compartir, escribinos a contacto@campananoticias.com

Campana Noticias.com es propiedad de Campana Noticias SRL
Registro de propiedad intelectual Nro. 906641