2012-10-25 | 21:00 Memoria, Verdad y Justicia
Señalizan el ex centro clandestino de detención Tiro Federal como sitio de la memoria
El acto fue encabezado por la Intendente Giroldi y el Secretario de DDHH, Guido Carlotto. Con un monumento que pide Memoria, Verdad y Justicia se marcó el lugar donde funcionó este Centro Clandestino de Detención durante la última dictadura cívico-militar.
En un emotivo acto desarrollado durante la tarde de hoy, sobrevivientes y familiares de desaparecidos de la última dictadura militar señalizaron junto a funcionarios municipales y provinciales el ex Centro Clandestino de Detención que funcionó en el Tiro Federal como sitio de la memoria. Además, se inauguró un monumento que representa la Memoria, la Verdad y la Justicia.

La actividad estuvo organizada conjuntamente por la Secretaría de Derechos Humanos de Nación -dentro de la Red Federal de Sitios de Memoria, que coordina el Archivo Nacional de la Memoria- y por la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

Estuvieron presentes el subsecretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Guido Carlotto; la intendenta Municipal, Stella Maris Giraldi; Gonzalo Vázquez, coordinador del Area de Sitios de la Memoria del Archivo Nacional de la Memoria, dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos; y Matías Moreno, coordinador del programa Memoria, Verdad y Justicia, entre otros funcionarios.

Durante su discurso, la Intendente Giroldi se mostró conmovida por el significado del gesto institucional, y pidió ser acompañada por cuatro sobrevivientes del centro clandestino que funcionó en el ex Tiro Federal: China Biscarte, Eva Orifici, Alberto Marciano y Alberto Calvo, y recordó a dos compañeros que militaron junto a ella en su juventud y sufrieron las vejaciones de la dictadura Tita y Chiche Santo, por lo que la Jefa Comunal exclamó por “Memoria, Verdad y Justicia”.

Y agregó: “Estamos acá para reivindicar la memoria. Fueron tiempos de mucho dolor y sufrimiento que merecen justicia. Yo lo viví en carne propia porque tengo un primo desaparecido y mis compañeros de militancia fueron torturados para saber donde estaba Stella Maris Giroldi. Y si hoy estamos diciendo presente, pidiendo justicia, es porque hubo un gobierno que se puso de pie al igual que aquí en Campana”, destacó.

Giroldi recordó la figura de Néstor Kirchner como iniciador del proceso de justicia que se da hoy en el país, que continúa Cristina Fernández y acompaña el gobernador Daniel Scioli y Guido Carlotto: “Que no quepan dudas que vamos a seguir en este camino de la verdad y la justicia”, concluyó.

Por su parte, Paola Garello, integrante de H.I.J.O.S de Campana e hija de Luis Garello, detenido-desaparecido cuyos restos fueron hallados recientemente por el equipo de Antropología Forense y serán entregados a la familia, expresó: "A 36 años de lo sucedido, seguimos honrando la memoria de quienes han pasado por aquí".

Gonzalo Vázquez, en representación de la Secretaría de Derechos Humanos, aseguró que "no hubieran sido posible las marcaciones de los lugares que funcionaron como centros clandestinos, ni los juicios a los responsables, sin los testimonios de los sobrevivientes y sus familiares, pero tampoco sin la decisión de Néstor Kirchner de convertir los derechos humanos en política de Estado".

Luego fue el turno de Carlotto, quien recordó a Sara Dorotier de Cobacho, su antesesora en la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia -fallecida hace pocos días-, y expresó que "fue una incansable militante por los Derechos Humanos y una de las que inició la causa que incluye la investigación de este lugar".

"Este centro de detención se abrió al otro día del golpe, no fue un lugar más, por acá pasaron cientos de compañeros" y agregó: "Sepan que siempre contarán con mi compromiso, como sobreviviente de una generación, como militante peronista y kirchnerista y también como funcionario de este gobierno".


CCD TIRO FEDERAL
El Centro Clandestino de detención perteneciente al ex Tiro Federal funcionó en un predio de 70 por 400 metros hasta el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 bajo la administración de una comisión conformada por la Dirección General de Tiro de la Nación y el Ejército Argentino.

A partir del 25 de marzo de ese año, el predio fue ocupado por las Fuerzas Armadas y comenzó a utilizarse como lugar de secuestro y tortura de personas perseguidas por su militancia política y social, en el marco del plan sistemático de terror y exterminio impuesto por la última dictadura militar.

Según testimonios de sobrevivientes, allí se privó ilegítimamente de la libertad a cientos de personas, muchas de las cuales continúan desaparecidas. El ex CCD Tiro Federal de Campana funcionó principalmente como lugar de tránsito hacia otros centros de detención, por lo que habitualmente la permanencia allí era por lapsos de tiempo muy corto.

Campana Noticias.com es propiedad de Campana Noticias SRL
Registro de propiedad intelectual Nro. 906641