Salud
Dr. Juan Carlos Roma
Fiebre Amarilla
PUNTOS A TENER EN CUENTA.

*El virus es transmitido por el mismo mosquito del dengue: Aedesaegypti que debe picar a un paciente enfermo, que tenga o transporte al virus. Pica la hembra.

*Este mosquito es el que transmite la forma “urbana”, salvo que usted vaya a áreas “selváticas”: allí el virus es el mismo pero el infectado es el mono. Antes de ir, por trabajo, paseo, etc., hay que vacunarse siempre.

*Por esta razón, la prevención doméstica, tal como se realiza para dengue, la vacunación, para frenar la expansión y el diagnóstico precoz del paciente infectado, para evitar diseminación, son claves.

*La enfermedad no se transmite de hombre a hombre o de mono a hombre. Debe participar el mosquito.

*El paciente picado por el mosquito (hembra) “portadora del virus”, desarrolla la enfermedad entre 3 a 6 días, durando aproximadamente otro tanto su fase de enfermedad (ahí se vuelve virémico para el mosquito) y si resuelve bien, en 48 hs normaliza su salud. Puede suceder que sea víctima de lo que se llama período de intoxicación producto de la afectación de su hígado o riñón:hemorragias, ictericia, pérdida de proteínas por la orina…

*“Se debe sospechar fiebre amarilla en todo caso de Síndrome Febril Inespecífico (SFI) definido como: persona de cualquier edad y sexo que presenta fiebre de menos de siete (7) días de duración, acompañada de mialgias o cefalea, sin afección de las vías aéreas superiores y sin etiología definida procedente de área de riesgo para fiebre amarilla y/o de ocurrencia de casos de fiebre amarilla y sin vacuna antiamarílica previa. El cuadro es más sospechoso aún en presencia de ictericia, signos de sangrado o insuficiencia renal”.

*Las manifestaciones clínicas de la fiebre amarilla son muy variables y van desde formas asintomáticas, pasando por formas leves con sintomatología inespecífica, hasta la fiebre hemorrágica clásica. En alrededor del 85% de los casos la enfermedad es autolimitada. En el 15% restante, que evolucionan a casos graves con manifestaciones hemorrágicas, la tasa de mortalidad puede llegar al 50% o 60%.

*Se debe evitar el contacto de mosquitos con el paciente por lo menos durante 5 días desde el comienzo de la enfermedad, por medio de mosquiteros, en lo posible rociados con insecticidas de acción residual, o usando repelentes, o con mallas metálicas.

Sobre vacunación, su indicación, quienes no pueden vacunarse y consejos para viajeros, deben ser consultados al Especialista en Infectología.

© Juan C. Roma 2018.
Fuentes: Ministerio de Salud de la Nación.

Campana Noticias.com es propiedad de Campana Noticias SRL
Registro de propiedad intelectual Nro. 906641