Salud
Dr. Juan Carlos Roma
Queilitis Angular
La queilitis angular (perleche) es una inflamación en la comisura labial dolorosa y, a menudo, muy persistente y de difícil curación.

La aparición de una queilitis angular comienza con la formación de una mancha roja en la comisura labial, donde la piel se agrieta (rágades = grietas en la piel). La queilitis angular aparece con bastante frecuencia.

La queilitis angular (perleche) puede tener numerosas causas. Si la comisura labial está siempre mojada, por ejemplo, como consecuencia de estar humedeciendo continuamente los labios, se pueden ocasionar grietas en la piel. A menudo, la queilitis angular aparece, sin embargo, debido a infecciones. Al ser una zona húmeda, la comisura labial representa un foco de cultivo ideal para todos los patógenos posibles. Una formación marcada de arrugas en la comisura labial potencia, además, este efecto. Los patógenos puede ser virus (herpes simplex), bacterias y/u hongos.

En adultos, la queilitis angular aparece casi siempre como consecuencia de una infección por levaduras llamadas Candida albicans (denominada candidiasis), mientras que en los niños, la queilitis angular está causada, a menudo, por una infección bacteriana, habitualmente estreptococos.

Otras causas posibles son las neurodermatitis y las alergias por contacto (por ejemplo, a los cosméticos o al níquel en personas cuyos labios entran a menudo en contacto con objetos como bolígrafos que contienen este metal). También las dentaduras postizas mal colocadas, en casos raros incluso una alergia al material de las prótesis dentales pueden ser el desencadenante de la queilitis angular. Las enfermedades generales como la diabetes mellitus, un tratamiento con antibióticos o deficiencias como una anemia por falta de hierro o falta de vitaminas (en especial falta de riboflavina o vitamina B2) son factores que favorecen la aparición de la queilitis angular.

Los síntomas característicos son el enrojecimiento, la descamación o el agrietamiento de la comisura labial. Estos síntomas pueden aparecer en una o en ambas comisuras labiales. Las rojeces, escamas y grietas aparecen por lesiones inflamatorias de las zonas afectadas.

La queilitis angular casi siempre va unida a la sensación de tirantez y dolor al contacto y, raras veces, también con una sensación de cuerpo extraño. Los afectados notan estos síntomas de la queilitis angular especialmente cuando consumen alimentos ácidos como limones o salsas con vinagre.

Especialmente cuando existen enfermedades primarias como la diabetes mellitus o un eccema originado por factores internos (endógeno), la inflamación de la comisura labial es de difícil curación y reincidente. También en el caso de un sistema inmunitario debilitado o existen patógenos asociados, el pronóstico es desfavorable, ya que la queilitis angular puede volver a aparecer (es decir, recaer).

Fuentes:


Atlas Levene de Dermatología. Gary White. 3ª ed. 2005; Elsevier
Harrison. Principios de Medicina Interna; Anthony Fauci; 17ª ed. 2008; McGraw-Hill
Tratado de Medicina Interna. Farreras, Rozman; 16º Ed. 2008; Elsevier.
Candidiasis orales. Parte1: Cuadro clínico, epidemiología y etiología. Bengel, Wolfgang.
Quintessence (ed. esp.).2010; 23 :510-7
Campana Noticias.com es propiedad de Campana Noticias SRL
Registro de propiedad intelectual Nro. 906641